• Diego Jazanovich

Bad Education


Si una reunión se programa con semanas de anticipación y te la cancelan 3 horas antes sin motivos reales: ¿qué debería uno decir de la persona o entidad que se comporta de tal modo? La verdad es que ya poco me sorprende viniendo del decanato de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile o de su Departamento de Revalidaciones. El diálogo que quise entablar con la facultad parece haber llegado a su término —y no por decisión mía precisamente.

Esta semana tenía una reunión agendada para el lunes 01 de agosto a mediodía en la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile (FOUCh). Se agendó hace semanas. Específicamente, fue el Decano quien insistió en sostener esta reunión con todas las autoridades responsables en este proceso de revalidación en manos, exclusivamente y por Decreto con Fuerza de Ley, de la FOUCh. Tanto el Decano, como las demás autoridades, sabían que se tendrían que enfrentar a Matías Balmaceda —un conocido abogado en Chile— y a otros miembros de su equipo también. Pero ellos optaron por la vía más fácil para ellos y la más cobarde. Para leer cómo la máxima autoridad de la FOUCh cancela esta reunión a último minuto y ver toda la correspondencia entre el Decano y Balmaceda & Cox, HAGA CLIC.

Dado que el Sr. Decano no se ha atrevido a dar la cara y enfrentar en persona la realidad, estas son algunas de las preguntas que aún no ha respondido y que vengo haciéndole desde hace más de 1 año:

  • ¿Por qué su facultad obligó a decenas de postulantes de revalidación a irradiarse sin justificación alguna para los exámenes de Ortodoncia de la FOUCh, y no dejó de hacerlo hasta que yo les subrayase en diciembre de 2014 que esto infringía normas internacionales de radioprotección? Si quiere leer la correspondencia pertinente que envié en su día a todas las autoridades, incluído el Rector, pero que hasta la fecha no han contestado oficialmente por escrito, HAGA CLIC.

  • ¿Por qué ninguna de estas supuestas eminencias universitarias —responsables de evaluar la competencia de los postulantes que revalidan título— estaba actualizada ni tenía conocimiento de estas normativas?

  • ¿Cómo es posible que estos miembros de la facultad, que supuestamente se enorgullecen de que su deber sea el de establecer que el revalidante demuestre las competencias que dicha comisión ha decidido son necesarias para trabajar en Chile como cirujano-dentista, no tuvieran estos conocimientos básicos?

  • ¿Por qué tampoco son los exámenes de revalidación sometidos a un control de calidad y auditoría?

  • ¿Por qué el Secretario de Estudios de la facultad, el Dr. Mario Angulo Mora, que también es el director del Departamento de Prótesis, y que está relacionado con los 3 exámenes prácticos de revalidación de Prótesis Fija no ha hecho nada al respecto frente a decenas de quejas relacionadas con dichos exámenes? Estas pruebas carecen de transparencia. Además, la arbitrariedad, los inadecuados instrumentos de evaluación e inadecuados (por no decir ridículos) indicadores de logro de estas pruebas, han resultado desde hace años en una elevadísima tasa de reprobación. Claro que la FOUCh se niega a entregar las tasas de aprobación y estadísticas asociadas con este examen. Es irónico, también, que sea el mismo Secretario de Estudios de la FOUCh quien esté detrás de todas estas irregularidades y mediocridad de este examen de Prótesis Fija, cuando no se está aplicando ninguna de las funciones que como Secretario de Estudios le corresponde al Dr. Angulo. Para ver todas sus funciones como Secretario de Estudios de la FOUCh, HAGA CLIC. ¿Cómo es posible que la supuesta “rúbrica” que provee dicho departamento, a la que el Decano y Comisión de Revalidación se han referido múltiples veces, no sea una rúbrica sino una pauta de cotejo que además tampoco lo es en el estricto rigor de la definición de lo que debiera ser una pauta de cotejo? Si desea revisar las pautas de evaluación de Prótesis Fija, HAGA CLIC.

  • ¿Por qué el examen práctico de Endodoncia —que es un examen pre-clínico— requiere que el revalidante lleve un paciente para solamente realizar un examen clínico y realizar un diagnóstico? Si supuestamente este es un examen pre-clínico, entonces la exigencia de la facultad de que el postulante deba presentar un paciente con problemas endodónticos y hacer un examen clínico intraoral, ¿no lo convierte acaso en un examen clínico? Además, vale la pena señalar que muchos revalidantes han debido pagar sumas de hasta 100.000 pesos chilenos a pacientes para que estos acudan voluntariamente a un examen donde lo único que harán es abrir la boca para que se los examine pero no para remediarles las 2 patologías que la facultad le exige al revalidante que debe tener el paciente.

  • ¿Por qué rehúsa el Decano, reiteradamente, a proveer los datos que se le han pedido acerca de cuántos postulantes han pasado por su facultad? ¿Cuáles son las tasas de aprobación de cada uno de los 17 exámenes prácticos, y cuáles son las tasas de aprobación del examen teórico?

  • ¿Dónde está mi expediente? ¿Por qué la facultad no realizó el estudio y debido informe de todos los antecedentes que presenté en el 2012? ¿Por qué tampoco lo han hecho para ninguno de los centenares de profesionales que han desfilado por sus instalaciones habiendo pagado el casi millón de pesos chilenos por el “privilegio” de revalidar? ¿Por qué? El reglamento de revalidación así lo exige en sus artículos número 9 y 10. Para leer el reglamento de revalidación, HAGA CLIC.

  • El reglamento también exige que los exámenes sean calendarizados. Así lo estipula el artículo 10 de su reglamento. La FOUCh no calendariza. El Departamento de Revalidaciones te avisa de una semana a otra, o de un día a otro para ir a dar un examen, exactamente con la misma mala educación con la que el Decano te cancela las reuniones. ¿Por qué no se está respetando el reglamento?

Quedan muchas más preguntas por contestar. Las autoridades de la facultad han optado por esconder la cabeza bajo tierra, como lo hace un avestruz. Sin embargo debieran saber que no hay fecha que no llegue, plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague. Yo voy a seguir adelante con mis convicciones, porque firmemente creo que las autoridades vinculadas a este precario y arbitrario proceso de revalidación no pueden quedar impunes. Es cuestión de tener conciencia. Es un asunto de justicia e igualdad. Es un tema de transparencia. Quienes lean esto y toda la evidencia adjunta, quienes comprendan la forma de escribir y de actuar de estas autoridades, y aprecien la impotencia y la apatía del Decano en poner orden dentro de su facultad, sacarán sus propias conclusiones. Qué pena que él no se tomara la oportunidad brindada para ser recordado como “el Decano que mejoró las cosas”. Ahora, venga lo que venga, será recordado como "el que no quiso cambiarlas", o tal vez peor. Me quedo con las palabras de Sir Winston:

“¿Qué tipo de personas se piensan que somos? ¿Es posible que no se den cuenta de que nunca dejaremos de perseverar contra ellos hasta que se les haya enseñado una lección que ellos y el mundo nunca olvidarán?”

Winston Churchill

#FOUCh #odontología #título #revalidación #Chile #extranjero #dentista

© 2018  Fundación El Paciente Inglés